Uve PRINTS es un proyecto que comenzó en 2018 pero que tiene raíces mucho más profundas.

Mi interés por el dibujo comenzó de pequeño y desde entonces no he parado de dibujar, siempre para mí. Hace unos años, quizá unos cinco ya, un amigo me propuso asistir a un curso de linograbado de dos días. La técnica me fascinó y me sentí como pez en el agua grabando sobre el linóleo. Al fin y al cabo es muy parecido a dibujar pero arañando material. En aquel entonces no tuve la oportunidad de seguir desarrollándome en esta técnica pero les dije a mi amigo y a mi tía que también asistió al curso: «No sé cuando pero sé que esto lo retomaré en algún otro momento de mi vida, no he acabado aquí.» La nueva oportunidad de seguir con ello vino como muchas otras cosas en la vida, por casualidad. Una amiga necesitaba ofertar un curso en su espacio y me preguntó si me interesaría. Al principio pensé en la fotografía, de hecho ella también penso en eso, pero necesitaba meterme en algo que se alejara de mi trabajo y me apetecía algo más manual y físico. Hacía un año o así que mi amigo ya había tenido la idea de hacer algo de estampación en ese mismo espacio pero finalmente no cuajó. Así que le pedí permiso para robarle la idea y ¡así comenzó Uve PRINTS!

«Les Clòtxines» y «Les Sardines»

Actualmente acabo de sacar dos series ultralimitadas de bolsas de alta calidad estampadas: «Les Clòtxines» y «Les Sardines».  Era importante para mí trabajar un producto de calidad, artesanal y respetuoso con el medio ambiente. El trabajo habla sobre el mercado tradicional, los productos naturales y locales, la gastronomía y un modo de vida más pausado pero trabajando desde el presente, desde la tecnología que ayuda a que ese mundo sobreviva. El plástico que amenaza nuestros mares se convierte en estas bolsas, con un 20% de tejido proveniente de botellas de plástico recicladas, en vehículo para la vida.

Las bolsas están estampadas por ambas caras y el proceso es totalemente manual, empezando por el concepto del patrón dibujado a mano y luego transferido por presión a la goma del futuro sello. Luego cada sello se graba con gubias para linóleo y ya sólo queda entintar y estampar.

Cada motivo se entinta y estampa uno a uno y sin seguir un patrón fijo más que la visión y la intuición por lo que cada bolsa se convierte en un producto único y muy personal, hecho con tiempo, con mimo y esmero. El proceso de estampación de cada bolsa lleva aproximadamente entre 40 minutos y una hora, repartidos en dos jornadas para dejar secar una cara antes de estampar la otra.

Este sitio utiliza cookies básicas para garantizar su correcto funcionamiento y seguridad.
Aceptar Cookies